Columna Posts

¿Por qué Latinoamérica se ha alejado de la izquierda?

¿Por qué Latinoamérica se ha alejado de la izquierda?

SANTIAGO – En las elecciones del pasado noviembre en Chile, dominó la idea del voto antisistema. Una nueva coalición populista de izquierda, que sigue el modelo del partido español Podemos, recibió un quinto de los votos. Muchas figuras de renombre, entre ellas el presidente del Senado, perdieron sus escaños en el Congreso. Los expertos se apresuraron a describir un marcado giro hacia la izquierda.
Sin embargo, en la segunda vuelta de la elección presidencial, realizada el 17 de diciembre, los chilenos nuevamente enviaron a La Moneda (el palacio presidencial) a Sebastián Piñera, un expresidente billonario y niño símbolo del establishment conservador del país. ¿Cómo fue posible esto? Y ¿qué revela esta paradoja acerca del estado de la política en Chile y en la región?

Campaña presidencial: por suerte llega a su fin

Lo mejor del gélido invierno de Nueva Inglaterra, dijo Emerson, es que llega a su fin. Lo mismo podemos afirmar los chilenos sobre la segunda vuelta presidencial.

Ha sido una campaña pobre en ideas y rica en ofertas. Enfrentados a la monumental tarea de llevar a la urna a los desencantados, ambos candidatos malentendieron el desafío. Un ciudadano escéptico que siente que por décadas la clase política le vendió una pomada, no cambia de parecer si le ofrecen un tubo más del mismo producto.

Tampoco se vende al mejor postor.

Consolidación de los logros de América Latina

Consolidación de los logros de América Latina

SANTIAGO – Cuando se produjo el fallido golpe en Turquía el año pasado, le escribí a un amigo de esa nación para expresarle mi preocupación. Lo que contestó me dejó pensando. “Tienes mucha suerte de estar en América Latina, aunque a veces no lo parezca”, concluyó luego de hacer una sombría reseña de lo sucedido en su país.

Nosotros, los latinoamericanos, tenemos tendencia a quejarnos. Nos inquieta pensar que la suerte de otros puede ser peor que la nuestra. Sin embargo, si un latinoamericano examina el mundo de hoy de manera objetiva, podrá ver fácilmente por qué muchos nos considerarían afortunados.

Ocupar el centro

Ocupar el centro

SANTIAGO – A la prensa internacional le ha resultado difícil etiquetar las posturas políticas de Emanuel Macron, el ganador de la primera ronda en las elecciones presidenciales de Francia. Algunos lo han llamado liberal y otros moderado, pero la mayoría finalmente se decidió por de centro.

Esta opción es comprensible, pero no deja de tener sus problemas. Sugiere un mero punto medio, como si las ideas de centro fueran solo una combinación de la derecha y de la izquierda. En realidad, los movimientos políticos de centro que han tenido éxito forman parte de lo que el sociólogo Anthony Giddens llama el centroradical: tienen una ideología clara e ideas propias.

¿Es posible que una contracción fiscal estimule el crecimiento?

¿Es posible que una contracción fiscal estimule el crecimiento?

SANTIAGO – La reciente experiencia europea sugiere que una contracción fiscal no puede ser expansiva. Cuando se la aplicó en Grecia, el gasto fiscal cayó, los impuestos aumentaron, y la producción colapsó. Lo mismo sucedió, de manera menos dramática, en otras naciones del continente. Los austerianos, como los llama el Nobel en economía Paul Krugman, perdieron la discusión.

Sin embargo, las lecciones de Occidente no se aplican necesariamente al resto del mundo.