diciembre 2017 Posts

Navegar sin viento

Navegar sin viento

Después de las elecciones, a todos nos llaman nuevos desafíos. Algunos, los ganadores, se preparan a enfrentar un nuevo gobierno. Otros tenemos que repensar lo viejo, abrir las ventanas, dejar entrar el aire y dar bienvenida a lo nuevo.

Como parte de ese recambio, algunas ideas se me vienen a la cabeza.

Lo primero es que al centro (en realidad los centros —socialdemócrata, socialcristiano, liberal) le fue mal en esta elección. De eso no cabe duda. Quienes habíamos zarpado con las velas abiertas hinchadas de buenas intenciones y buscábamos crear un proyecto de desarrollo moderno para el país, encontramos un tremendo escollo que, esta vez al menos, no supimos remontar.

Ahí seguimos: un grupo que se apoya espalda con espalda para tomar firmemente del timón. Afectados desde luego por la derrota, pero con el deseo intacto de avanzar y encontrar puerto.

¿Qué pasó? ¿Por qué le fue mal al centro político chileno?

Campaña presidencial: por suerte llega a su fin

Lo mejor del gélido invierno de Nueva Inglaterra, dijo Emerson, es que llega a su fin. Lo mismo podemos afirmar los chilenos sobre la segunda vuelta presidencial.

Ha sido una campaña pobre en ideas y rica en ofertas. Enfrentados a la monumental tarea de llevar a la urna a los desencantados, ambos candidatos malentendieron el desafío. Un ciudadano escéptico que siente que por décadas la clase política le vendió una pomada, no cambia de parecer si le ofrecen un tubo más del mismo producto.

Tampoco se vende al mejor postor.